EL TAO DEL TAI CHI Y LA RESPIRACIÓN


“Los hombres verdaderos respiran desde sus talones. Otros respiran con sus gargantas, medio estrangulados”.

Chuang Tzu (siglo IV a. C.)

Una de las reglas de oro que me gusta transmitir a mis alumnos, incluye tres consejos en una sola frase y en la que obviamente anoto en primer lugar, la “RESPIRACIÓN”, es: “Respirar menos, comer menos y movernos más”.

Nunca nadie nos enseñó a Respirar

Nunca nadie nos enseñó a respirar, ni en nuestra casa, ni tampoco en los planteles escolares nos dieron la más mínima noción de cómo respirar adecuadamente. Con el pasar de los años vamos experimentando problemas en nuestra vida cotidiana lo que indudablemente nos lleva a un estado de estrés crónico, y como consecuencia de ello, se hiperactiva el sistema nervioso simpático. Tendemos entonces a respirar bajo el control del cerebro reptiliano, lo que significa que nuestra respiración puede volverse errática, rápida (hiperventilación), lenta o simplemente detenerse sin nuestro control consciente (apnea), lo que nos conduce por obvias razones a la alteración de nuestro ritmo cardíaco, lo que por supuesto alterara diversas funciones de nuestro cuerpo.


Si quieres conocer más de este tema, te invito a que adquieras el libro; BREATHFULNESS: Respirar para Sanar, directamente en la plataforma de amazon.